Lingua   

Bolivia

Jorge Drexler
Lingua: Spagnolo

Lista delle versioni e commenti


Ti può interessare anche...

Frontera
(Jorge Drexler)
Movimiento
(Jorge Drexler)
Décimas para el Guernica
(Jorge Drexler)


(2014)
Testo e musica di Jorge Drexler
dall'album Bailar en la cueva
nel disco interpretata con Caetano Veloso, che canta l'ultima strofa. La canzone è infatti una cumbia in puro stile tropicalista, con influenze boliviane e brasiliane.

Jorge Drexler


Nel 1939 il padre di Jorge Drexler aveva quattro anni e con la famiglia ebrea tedesca fuggì dalla Germania nazista verso l'Uruguay. Quando tutti i paesi latinoamericani chiudevano le frontiere ai profughi europei, solo la Bolivia lasciò le porte aperte salvando la vita a numerose persone. Questa canzone del moro judío Jorge Drexler racconta questa storia ed è un omaggio a quel paese che fu a quel tempo un esempio di accoglienza.

"Entre las canciones de mi nuevo disco, Bailar en la cueva, hay una que no sé si es mi preferida, pero que quiero especialmente por varios motivos: Bolivia. Habla de la salida de Alemania de mi padre de cuatro años y mi abuelo, en 1939, escapando del horror nazi”.
"En enero de ese año todas las cancillerías latinoamericanas decidieron dejar de dar visados por unos meses a los refugiados que intentaban escapar. Todos los países, menos Bolivia, que fue el único país que recibió a mi familia en un acto de valentía y generosidad”.
"Mi familia vivió en Oruro ocho años. Mi bisabuelo murió en Bolivia, mi tío nació ahí... Cuando hace un año fui a tocar a Bolivia por primera vez, lo hice con mucho agradecimiento y mucha emoción”.
"Inmediatamente después escribí la letra de la canción y la terminé de musicalizar en los días que pasé componiendo aislado en la playa de Somo”.

"Caetano se encontraba presentando su maravilloso disco Abraçaço y fuimos a ver el show. Nos invitó a cenar con él en una noche que no olvidaré y alguien en la cena preguntó: ‘¿Para cuándo una colaboración entre ustedes dos?’”.
"Caetano dijo que le encantaría y yo le dije: ‘¿En serio lo dices?’ ¡Y ahí mismo lo invité! Necesitaba en Bolivia una voz con la expresividad y la autoridad humana y artística que solamente puede dar Caetano Veloso, uno de mis referentes principales y para mí el mejor exponente vivo de la canción iberoamericana”.
"Grabó su voz luego, en Río de Janeiro, bajo la supervisión de su hijo Moreno, quien al mandarme la canción me comentó ‘gostei muito da sua cumbia tropicalista’. Creo que eso la define muy bien”.

Pagina Siete

Europa, 1939.
Todos decían que no en las cancillerías.
Años de guerra caliente,
varios años antes de la guerra fría.

Todos decían que no
cuando dijo que sí Bolivia.

Berlín era un nido de ratas.
El paladín de la bravata, gritaba,
llenaba estadios
de un árido erial de desvarío ario,
un árido erial de desvarío ario.

Las puertas se iban cerrando.
El tiempo colgaba de un pelo
y aquel niño en los brazos de mis abuelos.
Y el pánico era evidente,
y todo lo presagiaba:
El miedo ganaba cauce,
abría fauces, vociferaba.
Y entonces llegó del frío,
en pleno glaciar hiriente,
una insólita vertiente de agua tibia.

Todos decían que no
cuando dijo que sí Bolivia.

Y el péndulo viene y va
y vuelve a venir e irse
y tras alejarse vuelve
y tras volver, se distancia
y cambia la itinerancia
y los barcos van y vienen
y quienes hoy todo tienen,
mañana por todo imploran
y la noria no demora
en invertir los destinos,
en refrescar la memoria.

Y los caminos de ida
en caminos de regreso
se transforman, porque eso:
una puerta giratoria,
no más que eso, es la historia.

1/6/2019 - 21:53



Lingua: Italiano

Traduzione italiana di Lorenzo Masetti
BOLIVIA

Europa, 1939.
Tutti dicevano di no nelle cancellerie
Anni di guerra calda
alcuni anni prima della guerra fredda.

Tutti dicevano di no
quando disse di sì la Bolivia.

Berlino era un nido di vipere
il paladino della minaccia gridava
riempiva gli stadi
di un arido deserto di deliri ariani
un arido deserto di deliri ariani.

La porte si chiudevano una dopo l'altra
il tempo era appeso a un filo
e quel bambino nelle braccia dei miei nonni.
E il panico era evidente
e tutto era un presagio
Il terrore prendeva piede
apriva le fauci, urlava,
E quindi arrivò dal freddo,
nel pieno ghiacciaio pungente,
una insolita sorgente di acqua tiepida.

Tutti dicevano di no
quando disse di sì la Bolivia.

E il pendolo va e viene
e ancora arriva e se ne va
e dopo essersi allontanato torna
e dopo essere tornato si discosta
e cambia l'itineranza
e le barche vanno e vengono
e quelli che oggi hanno tutto,
domani implorano qualcosa
e la ruota non si stanca
di scompigliare i destini
di rinfrescare la memoria.

E le vie di andata
in vie del ritorno
si trasformano, perché questo:
una porta girevole,
non più di questo, è la storia.

2/6/2019 - 11:42



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org