Lingua   

Río Verde

anonimo
Lingua: Spagnolo



Primera versión / Prima versione / First Version
Historia de los Vandos, Cegries, Abencerrages, Cavalleros Moros de Granada, y las Civiles Guerras que huvo en ella, hasta que el Rey don Fernando el Quinto la ganó, 1757, pp. 572-573

“Este fin glorioso tuvo este valeroso Cavallero Don Alonso de Aguilar. Ahora sobre su muerte hay discordia entre los Poetas que sobre esta Historia han escrito Romances, porque el uno, cuyo Romance es el que havemos contado, dice, que esta Batalla, y rota de Christianos, fue en la Sierra Nevada. Otro Poeta, que hizo el Romance del Rio verde, dice que esta Batalla en Sierra Bermeja; no sé à qual elija. El Lector puede hacer esta eleccion, pues importa poco que muriera en una parte, ò en otra, pues todo se llama Alpujarra. Aunque me parece, y es assi, que la Batalla dicha passò en Sierra Bermeja, que assi lo declara un Romance muy antiguo, que dice desta manera:

RIO Verde, Rio verde
tinto vá de sangre viva,
entre ti, y Sierra Bermeja
muriò gran Cavalleria.

Murieron Duques, y Condes,
Señores de gran valía;
alli muriò Urdiales,
hombre de valor, y estima.

Huyendo vá Saavedra
por una ladera arriba,
trás él iba un Renegado,
que muy bien le conocia.

Con algazára muy grande
desta manera decia:
Date, date Saavedra,
que muy bien te conocia:

Bien te vide jugar cañas
en la Plaza de Sevilla,
y bien conocí a tus Padres,
y tu Muger Doña Elvira:

Siete años fui tu cautivo,
y me diste mala vida,
y ahora lo serás mio,
ò me costará la vida.

Saavedra que lo oyera,
como un Leon rebolvia,
tiròle el Moro un quadrillo,
y por alto hizo la via.

Saavedra con su lanza
mas de mil Moros que havia,
hicieronle mil pedazos
con saña que le tenian.

Don Alonso en este tiempo
muy gran Batalla hacia,
el cavallo le havian muerto,
por muralla le tenia,

Y arrimado a un gran peñon,
con valor se defendia:
muchos Moros tíene muertos,
pero poco le valía;

Porque sobre él cargan muchos,
y le dán grandes heridas,
tantas que cayo alli muerto
entre la gente enemiga.

Tambien el Conde de Ureña,
mal herido en demasia,
se sale de la Batalla
llevado por una guia,

Que sabia bien la senda
que de la Sierra salia:
muchos Moros dexa muertos
por su grande valentia:

Tambien algunos se escapan,
que al buen Conde le seguian;
Don Alonso quedò muerto,
recobrando nueva vida,
con una fama inmortal
de su esfuerzo, y valentia.


Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org