Lingua   

Patagonia de fuego. Cantata

Sergio Castro
Lingua: Spagnolo



[Texto nº 1]
Hacia el año 1920, la Patagonia Santacruceña era una tierra poblada por peones de distintas ‎nacionalidades, que habían llegado a las desoladas distancias patagónicas en busca de trabajo, ya ‎sea en los puertos, en los poblados o en el campo; y por poderosos latifundistas y comerciantes en ‎su mayoría extranjeros que se van a convertir desde principios del siglo XX en los dueños de la ‎riqueza en el sur argentino.
El mundo festeja el fin de la Primera Guerra, pero aquí, baja el precio de la lana, se caen los ‎salarios, aumentan los desocupados y un alarmante horizonte parece divisarse. Las huelgas ‎patagónicas de los años 20,la Patagonia Trágica de los años 20,entre olvidos y memorias, silencios ‎y palabras, algo tenga quizá, para enseñarnos... ‎

Viento del sur

Viento del sur, que hable tu voz
que tu memoria, vuele hasta el mar
se que te duele poder recordar
lo que muy pocos, quieren recordar,
sé que quisieras, quitar de tu piel
viejos odios que ayer, viste derramar
flameaste banderas de lucha y dolor
lloraste abrazado a tu tierra sin sol
viento del sur, desnúdate aquí
y deja soltar, tu memoria al país
vamos a aprender desde el corazón
algunas lecciones para amar la paz

En Santa Cruz

Qué habrá pasado en esta tierra
qué habrá pasado...
que historia silenciada
que soles sin ventanas
las manos temblorosas
de esta Patagonia
que esquiva la memoria
por el dolor supone
vamos a remover
la quietud de la tierra
para comprender
qué vive en nuestras venas
en Santa Cruz país
que hable una verdad
los inocentes tengan paz
Y los que no... vean la luz


[Texto nº 2]
Es la noche del 19 de octubre de 1920,el gobernador interino de Santa Cruz, Correa Falcón, ordena ‎el allanamiento y detención de todos los obreros reunidos en Asamblea en la Sociedad Obrera de ‎Río Gallegos.
Antonio Soto, Martínez, Ulacia, Fernández, serán los dirigentes detenidos aquella noche.
Inmediatamente, con su local clausurado y sus dirigentes presos, la Sociedad Obrera decreta un paro ‎general en todo el Territorio. Desde el río Santa Cruz al sur, columnas de peones marchan hacia Río ‎Gallegos. Exigen la inmediata libertad de los presos, mejoras en los salarios y condiciones de ‎trabajo. La primera Huelga Patagónica ha comenzado.....‎

La peonada (zamba)

Cuando la peonada no agacha el lomo
y dale que dale que dale toda la jornada,
somos bandoleros locos anarquistas
y enseguida vienen...con la policía
Cuando la peonada anda a la intemperie
y empieza a decir que el frío le duele
somos bandoleros, locos anarquistas
y enseguida viene...la caballería
porque la peonada no compra conciencias
ni se anda luciendo, con las apariencias
un poco de cielo suele ser bastante
digo cielo y pan, y salario que alcance
Porque la peonada anda así sencilla
que nadie se pase de sus manos limpias
cuando el día cae, sobre las espaldas
solo allí se sabe cuanto vale el alma
Que si la peonada cuando se va al pueblo
a gastarse en vino, el último domingo
somos bandoleros que tiran el sueldo
a nadie le importa cuánto vale el cuero.‎


[Texto nº 3]
Los últimos meses del año 20 parecen una eternidad, condiciones para resolver el conflicto, se ‎rechazan por ambas partes, las pérdidas por la huelga comienzan a sentirse. Los patrones piden a ‎bs.as. se refuercen las milicias y se sofoque a los rebeldes. El verano patagónico presagia un ‎invierno duro. Enero de 1921, enviado por el gobierno central en bs.as, llega por primera vez a ‎Santa Cruz, el teniente coronel, Héctor Benigno Varela; el 16 de febrero de 1921, con la mediación ‎de Varela y del nuevo gobernador Iza, se levanta la primera huelga. Esta vez los patrones serán los ‎que ceden. Es el triunfo de los huelguistas, pero también será el camino hacia la derrota...‎

Por las buenas o por si no

A ver señor comisario, a ver señor comandante
si pone en vereda a estos petulantes
que están alterando el orden social
nosotros hemos ganado, esta tierra lejana y sola
y no vamos a permitir, que unos pocos bandoleros
en el nombre de la patria, la vayan a destruir
Nosotros somos los dueños, de la tierra y la autoridad
a ver señor coronel, le exigimos interceder
por las buenas o por si no,
como lo prefiera Ud.‎


[Texto nº 4]
Los poderosos critican al gobierno, critican a Varela, las pérdidas fueron muchas, hombres, ‎animales, alambrados. Posterior al "arreglo" de la primera huelga, comenzaron a llegar a Santa Cruz ‎peones que no pertenecían a la Federación Obrera. Serán los llamados "obreros libres" contratados ‎por estancieros y comerciantes. Los convenios firmados no se respetan, para julio de 1921 los ‎peones de la Federación comienzan a quedar cesantes. EL CONFLICTO VUELVE A NACER. Las ‎cartas anuncian al Ministerio del Interior que la situación es insostenible...
en los albores de octubre el paro en muchas estancias era TOTAL. Por ellas andará el gallego Soto ‎convenciendo a la peonada que no había que dividirse, que había que federarse, que no había que ‎rendirse...que no había que rendirse...‎

Espérame mujer

Me tengo que ir
no puedo quedarme mujer
la noche se viene
y es muy probable que
estén cerca
me tengo que ir
me encuentran culpable mujer
que van a saber, ese comisario y el juez
que uno se cansa, del viento
que sopla al revés
no llores que pronto
los voy a venir a buscar
dile a nuestro pequeño
que su padre ya viene
que bien pronto ya viene
que muy pronto ya vuelve
con la libertad.‎

Importa esta razón

Que triunfará la justicia
mi esperanza no es otra
que si aquello nos apunta
pueda volverse paloma
siguen callando y callando
sin saber que el silencio
por culpa de la inocencia
Se vuelve un grito al desierto
faltan apenas segundos
el escuadrón es certero
ya no me importa morir
sin en esta tierra se queda
esta razón de seguir


[Texto nº 5]
El 28 de octubre de 1921, la Federación Obrera decreta la segunda huelga general. Hay que plantar ‎el trabajo. El acuerdo no se ha cumplido. Los diarios en Bs.As. hablan de "catástrofe en Santa ‎Cruz".todo el sur se paraliza, desde la estancia Bella Vista, el gallego Soto encabezará el ‎movimiento.
Cientos de hombres marcharán por las soledades patagónicas sumando peones, carreteros, ‎esquiladores, cocineros, alambradores. De ellos será el camino y la lucha. Hacendados con sus ‎familias huían hacia Río Gallegos, en sus relatos cundía el miedo y el desprecio. Son las 5 y 40 del ‎día 9 de noviembre de 1921: el regimiento 10 de caballería al mando del teniente coronel Varela, ‎desembarca en Punta Loyola, al sur de Santa Cruz y es como si todo estuviera escrito...‎

A resistir

Compañeros a resistir, en nuestras filas va la verdad
Unidos jamás nos podrán vencer,
La huelga no se puede detener
Compañeros todos de pié
La tropa se viene con hambre a matar
Ellos jamás podrán entender,
Todo esto que pasa, no quieren mirar
Compañeros a caminar
A todos los campos a repartir
La fuerza al camino de la libertad
Llegó la hora de comenzar
Compañeros a resistir

Toque de queda

Todos pueden ser anarquistas,
todos serán sospechosos
no se puede andar rotoso en la ciudad
vamos a limpiar las calles,
de este olor a bolchevique
vaya la patrulla y guarde,
y no le mezquine al sable
hay muchos amigos de Soto,
mensajeros y huelguistas
que odian a la policía y a esta sociedad
se prohíben las reuniones,
que nadie ande por la noche
que no haya una puerta abierta
y pobre del que se atreva, a desobedecer
a desobedecer.‎


[Texto nº 6]
‎"...resuelvo proceder con toda rapidez desprendiendo tres comisiones hacia las estancias donde ‎están los revoltosos: Tapi Aike, Fuentes del Coyle, Primavera, Punta Alta, Cifre ...".
Así, con esa orden militar, el 11 de noviembre del 21 comienza la represión en Santa Cruz.
Uno a uno esos peones aprendices de combatientes irán pagando cara su osadía. Desde el Cifre, ‎lugar de la primera ejecución hacia adelante con la pena de muerte impuesta en todo el territorio, las ‎columnas militares recorrerán la meseta patagónica en busca de sus presas.‎

Yo pregunto

Quién no se atreva a contar la verdad......
no podrá florecer en sus hijos la paz
aunque duela saber lo que aquí sucedió
yo pregunto lo que haya que preguntar

un campesino muere en Santa Cruz
quién lo ha matado, en nombre de qué
que nueva bandera quiso levantar
yo pregunto lo que haya que preguntar

viva la huelga! hay que resistir
no tiren, no tiren, hay niños aquí
ningún anarquista sobrevivirá?
Yo pregunto lo que haya que preguntar

En Puerto Deseado, allá en San Julián
en la Patagonia del frío y del mar
la fuerza, la lucha, el poder, la ambición
yo pregunto lo que haya que preguntar

un diario obrero denuncia al patrón
tiembla la cima desde el socavón
la patria de arriba o la patria de abajo?
Yo pregunto lo que haya que preguntar

Cantos del cielo

Compañeros
Debemos informar
Que treinta camaradas han caído
Pero todavía quedamos muchos
compañeros
nos pesa informar que allá en Puerto Deseado
se cae el cielo y hay tristeza en este diciembre
Compañeros, a esta dura lucha le respondemos
Que no podrán enrejar al cielo


[Texto nº 7]
Es la noche del 6 de diciembre de 1921. Aquella Asamblea en Lago Argentino parecía interminable, ‎los huelguistas discuten. Las milicias se preparan para el final. Los fogones se apagan lentamente ‎como demorando la luz del nuevo día.
Los peones se han rendido, están en fila. Uno a uno. Callados. En fila.
El Capitán Viñas Ibarra se pasea por la fila lentamente: ¡ Dónde está Antonio Soto, carajo!
Mugrientos y callados esperan el final. No se sabe cuantos peones fueron ajusticiados. Tal vez, ‎simplemente tal vez.
Aquella estancia de La Anita se quedó con sus nombres frente al paisaje mas hermoso del mundo.‎

Facón Grande

El cielo de jaramillo, lo vio caer de rodillas
con cuatro fuegos y afuera, se regocija Varela
como pudiste creerle, lo de tehuelches fue grave
vale un soldado la muerte, de treinta, cuarenta o cincuenta

lo vieron morir de rodillas, no quiso verse caído
al cielo de jaramillo, la tierra pudo abrazarlo
a facón grande viviendo, por sus hermanos en nuestros sueños
pero andarás con tu nombre, del brazo de la justicia
te ha traicionado Varela, no pudo con tu bandera
la lucha no ha terminad, está tu facón en camino
pues tu corazón entrerriano, es de este sur
sigue vivo.‎

Marche Antonio Soto

Llevas en tus manos otra historia
el silencio de la gloria de los desconocidos
algún día romperás con la indiferencia
que el tiempo no ha perdido
algún día volverás
en el silbido del viento
sureño del 21
cuando todo era un sueño
de sudor y pan

Marchas todavía despertando la conciencia
desde abajo, desde el puerto y hasta el campo
no hay alambre que detenga, tu razón
de la pobreza, tu razón de la grandeza

marche, marche Antonio Soto,
por el sur a la cabeza
de los rotos militantes,
huelguistas a la fuerza

marche, marche Antonio Soto
con la luz de la otra historia
dónde no hay chapas de bronce
que deslumbren la memoria
siga, siga, Antonio Soto
en la columna van doscientos
van trescientos, van millones


[Texto nº 8]
Buenos Aires. Enero de 1923, un hombre espera en una esquina de la calle Fitz Roy. Todavía el ‎reloj no ha marcado las 8 de una mañana que promete incendiarse de sol.
Hoy es el día. Lo sabe Kurt Gustav Wilkens.
Lo espera paciente. Pensando en el sur. En los 1500 peones que ya no están y que nunca conoció. El ‎comandante Varela sale de su casa y camina por la vereda. Bs. As. Se estremece.‎

En la calle Fitz Roy

Se muere Varela, en esta mañana
El sol pica fuerte y parece este enero
Un juez implacable dictando sentencia

Se muere Varela en la calle Fitz Roy
Irónicamente en la calle Fitz Roy
Como un aire helado, profetizador

El viento del sur, memoria indeleble
Sabrá repartir, la nueva a la tierra
Para que la tierra le diga a Ramón,
Que ha muerto Varela,
Le cuente a Medina, a Pintos y a Leiva
Que ha muerto Varela, en la calle Fitz Roy

Un árbol lo mira, callado y testigo
No quiere abrazarlo, su sombra le niega
Un sol anarquista le enciende la cara


[Texto nº 9]
Las huelgas patagónicas campesinas de los años 20 han terminado.
En Santa Cruz un silencio recorre los campos y las calles.
En Río Gallegos y en Puerto Santa Cruz, la alta sociedad levantará su copa en honor a los ‎vencedores. En los banquetes se brindará por la patria y se cantará el himno nacional.
Aún así el paso del tiempo, sabio e incontrolable nos enseñará el camino...‎

Unidos

Amarás tu tierra,
cuando estés atento
al tiempo que te dio
el origen
amarás tu tierra,
cuando no haya sombras
en el horizonte, en tu mirada

hay un país de amor
en nuestros sueños
esperando tus manos, la semilla
germinando una nueva claridad
la historia enseñándonos el rumbo
para no equivocar mas el camino
por sobre todas las cosas unidos
la libertad es la única conciencia
de los pueblos que aman su bandera


Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org