Lingua   

La Tani

Patxi Andión
Lingua: Spagnolo



"Perdóneme, inspector:
todo ha sido un error.
A este señor
no le conozco yo.
Pasaba por aquí
y me quedé a mirar
como la Alhambra
reluce como el mar."
Y, claro, no les creyó
y les fichó a los dos,
y una sentencia
de soledad firmó.
Así empezó la mascarada:
le bautizaron de nuevo pederasta;
desde el colegio hasta la casa
le iban bajando las bromas
por la espalda.
Cortaron trajes con la vergüenza
hicieron chistes con su culo y su conciencia.
Y así, entre el llanto y la risotada,
empezaron a echarle,
y empezaron por Granada.

Tani, Tani,
la moral es de los justos.
Tani, Tani, Tani...
no hay piedad entre los brutos.
Tu moral no es diferente,
es solamente pecado;
no ves que no quiere la gente
la justicia en otra mano
que no sea como ellos,
que sea diferente,
que no sea de nacimiento
católico, disciplinado y decente.

Y se marchó de allí,
y se marchó a París,
buscando un sitio
donde poder vivir.
Y de allí a Barcelona,
y otra vez a París,
y de Amsterdam
a Valencia y a Madrid.
Y en cada sitio igual,
con el amor detrás,
como una carga
difícil de llevar.
Tan sólo de fregona
le dieron un trabajo:
las mariquitas sólo saben
lavar vasos;
no pueden nada,
no saben nada,
son caprichosas,
tienen la pluma en el alma.
Por ser homosexual
no se puede ser
ni respetable,
ni comunista,
ni aun burgués.
Todo es un chiste
donde dejarse la piel,
es un ghetto feroz
que la edad hace crecer.

Tani, Tani,
la moral es de los justos.
Tani, Tani, Tani...
no hay piedad entre los brutos.
Tu moral no es diferente,
es solamente pecado;
no ves que no quiere la gente
la justicia en otra mano
que no sea como ellos,
que sea diferente,
que no sea de nacimiento
católico, disciplinado y decente.


Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org