Lingua   

Autobiografía (No sirves para nada)

José Agustín Goytisolo
Lingua: Spagnolo


Ti può interessare anche...

Palabras para Julia
(Paco Ibáñez)
Nadie está solo
(José Agustín Goytisolo)
Abril en Portugal
(José Agustín Goytisolo)


[1955-56]
Versi del grande poeta catalano, dalla raccolta intitolata “Salmos al viento” pubblicata nel 1956.
Musica di Paco Ibáñez – che reintitolò la poesia “No sirves para nada” – nell’album “Paco Ibáñez canta a José Agustín Goytisolo” pubblicato nel 2002 (ma la collaborazione tra Ibáñez e Goytisolo iniziò molti anni prima…).

Paco Ibáñez canta a José Agustín Goytisolo


Accompagnata da una citazione dal libro dei Salmi («il salmo più cupo del Salterio, la più tenebrosa di tutte le lamentazioni, il più drammatico De profundis, il Cantico dei cantici del pessimismo...», secondo David Maria Turoldo), ecco un’elegia sarcastica di un uomo e di un poeta inconforme ed inadatto (mai adattato) ai suoi tempi…
Non a caso Paco Ibáñez nei suoi concerti la introduce sempre dicendo che si tratta di un meraviglioso inno alla Libertà…



"… Paco [Ibáñez] llegó a mi casa con una guitarra... al fin comenzó a explicar que le gustaba poner música y cantar ciertos poemas de ciertos poetas. Eso debió ser en 1968 o por ahí, no recuerdo bien... lo cierto es que al poco de charlar ya estaba cantando poemas...
Me quedé asombrado: su música y su voz daban una dimensión nueva y para mí desconocida a la letra de aquellos poemas ... y sin avisar, cantó dos o tres poemas míos. Me asusté. No tuve tiempo para sentirme halagado, porque me asusté.
Me parecían de otra persona, escritos como para ser cantados, o hechos cantando... sus canciones, no los poemas, eran algo nuevo, hermoso, sorprendente pero también con sabor añejo, entre medieval y renancentista, y en todo caso, trovadoresco..."
. (José Agustín Goytisolo)
“Fui un mísero afligido desde mi mocedad, siempre lleno de espanto, lleno de tristeza” (Salm., 88, 16).

Cuando yo era pequeño
estaba siempre triste
y mi padre decía
mirándome y moviendo
la cabeza: “Hijo mío
no sirves para nada.”

Después me fui al colegio
con pan y con adioses
pero me acompañaba
la tristeza. El maestro
graznó: “Pequeño niño
no sirves para nada.”

Vino luego la guerra
la muerte – yo la vi -
y cuando hubo pasado
y todos la olvidaron
yo triste seguí oyendo
“No sirves para nada.”

Y cuando me pusieron
los pantalones largos
la tristeza en seguida
cambió de pantalones
Mis amigos dijeron:
“No sirves para nada.”

En la calle en las aulas
odiando y aprendiendo
la injusticia y sus leyes
me perseguía siempre
la triste cantinela:
“No sirves para nada.”

De tristeza en tristeza
caí por los peldaños
de la vida. Y un día
la muchacha que amo
me dijo y era alegre:
“No sirves para nada.”

Ahora vivo con ella
voy limpio y bien peinado.
Tenemos una niña
a la que a veces digo
también con alegría:
“No sirves para nada.”

inviata da Bernart Bartleby - 17/1/2014 - 10:15



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org