Lingua   

La ciudad negra

Lluvia acida
Lingua: Spagnolo


Ti può interessare anche...

El incendio
(Lluvia acida)
El fondeado
(Lluvia acida)
La Comuna
(Lluvia acida)


[2007]
Album: LA IDEA: CANTO A LA FEDERACIÓN OBRERA DE MAGALLANES



Textos escritos por LLUVIA ACIDA, basados en los libros “La Masacre en la Federación Obrera de Magallanes” de Carlos Vega Delgado y “Los horrorosos sucesos del 27 de julio de 1920” de Marcolín Piado (Editorial “Atelí”, Punta Arenas, Magallanes, Chile).

El Mar y la Pampa - Nuestras manos - Luz y vapor - Ha llegado una Idea - Federación Obrera de Magallanes - El programa - Escuela Nocturna - Vamos a la Huelga - La Guardia Blanca - La Comuna - Ello no se atreverán - El incendio - Ceniza - La ciudad negra - El fondeado - Mártires del Trabajo - La Eterna Historia




Apenas transcurridas unas horas, comenzó una ola de arrestos. Veintiún chilenos, un uruguayo,
un argentino, un español y un portugués, algunos heridos de gravedad, fueron sacados de la
casa del zapatero Felipe de la Calle, donde habían encontrado refugio. El mismo día martes 27
fue destruida la imprenta del diario “El Socialista”. Un turba armada sacó de su casa al impresor
Román Cifuentes y abandonado desnudo y golpeado en la calle cubierta de nieve. Producto de
la impresión, su esposa embarazada de nacionalidad uruguaya sufrió un aborto espontáneo.
Dos días después del incendio, 400 personas desfilaron en protesta frente al edificio de
Gobernación. Desde una ventana el capitán de Carabineros Aníbal Parada, acusado por los
federados de liderar el asalto, gritó a los manifestantes “¿qué vienen a reclamar acá si ustedes
mismos quemaron la Federación?”, provocando la indignación general. Y a continuación un
grupo de jinetes armados con lanzas y policías a pie portando sables dispersaron la
manifestación. En la mina Loreto, los trabajadores del carbón fueron amenazados con el despido
por la compañía Menéndez & Behety si no re
tomaban sus labores, suspendidas en señal de
duelo. Un grupo de agentes llegó con una lista negra, pero muchos mineros lograron escapar al
cerro, soportando los rigores de una noche nevada.
Abajo, la ciudad entera era silenciada y
numerosos federados esperaban escondidos en sus hogares o en casas de amigos lo que
parecía inevitable...

Héctor Aguilar: sintetizadores y kaoss pad.
Rafael Cheuquelaf: programación, guitarra acústica, teclado y voces.
La ciudad es negra, llena está de miedo
en la noche inmensa se esconde nuestra pena
Hoy estamos de luto por aquellos consumidos
por el fuego asesino, a ellos lloramos...

Estamos ocultos dentro de las viviendas
esperando a que vengan los que derriban puertas
Hablaremos muy bajo, pero sentimos fuerte
el coraje y la rabia por semejante infamia...

A nuestras mujeres les pedimos tengan calma
y todos nuestros hijos les besamos la cara,
porque tal vez la noche se rompa con los gritos
de los hombres oscuros que hoy nos aplastan...

Pero no será eterna la noche ni la pena
Lo que no perderemos es nuestra memoria...

inviata da DonQuijote82 - 28/10/2013 - 17:02



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org