Lingua   

De Chile a Chile. Cantata

Ñancahuazú
Lingua: Spagnolo


Ti può interessare anche...

Arauco tiene una pena (Levántate, Huenchullán)
(Violeta Parra)
Lautaro en el viento
(Patricio Manns)
Tío Caimán
(Quilapayún)


‎[1969]‎
Parole e musica di Desiderio ‎Arenas (1950-), scrittore, musicista, sceneggiatore teatrale e cinematografico cileno, fondatore del ‎conjunto Ñancahuazú (che ebbe breve vita) ed autore dei testi e/o delle musiche di parecchie ‎canzoni per artisti come Los Ángeles Negros, Quilapayún, Inti-Illimani, ‎‎Patricio Manns…‎
Dall’album “De Chile a Chile – La historia de Chile en doce canciones”‎
Testo trovato su Pacoweb

De Chile a Chile
España, te acusa un indio

1541

A través de sol y piedra
llegaron los españoles
con las gargantas resecas
y la muerte en sus pendones.‎

Con sangresembraron surcos
los cubrieron con dolor
no vieron que de esa siembra
cosecharían rencor
no vieron que de esa siembra
cosecharían rencor.‎

Una cruz venía al frente
y la espada en un costao
la cruz para presentarse
y la otra pa' hacer los burlaos
la cruz para presentarse
y la otra pa' hacer los burlaos.‎

Siguieron su lenta marcha
por un camino de espinas
atropellando más hombres
pasándoles por encima.‎

Cargaron yugos violentos
en las espaldas de hombres
que por ser hombres y libres
podían tener un nombre
que por ser hombres y libres
podían tener un nombre.‎

Una cruz se fue del frente
la espada en sangre teñida
la cruz no fue suficiente
para sanar esa herida
la cruz no fue suficiente
para sanar esa herida.‎


Arauco tuvo tres hijos

Naciste Caupolicán
en la cima de un gran monte
donde la luna acaricia
al rey Sol cuando se esconde.‎

Te convertiste en el jefe
porque tú eras el más fuerte
luchaste junto a los tuyos
pero te llevó la muerte.‎

Te aplicaron un tormento
que desgarró tus entrañas
valiente tu pueblo llora
tu pueblo entero te extraña.‎

Arauco tuvo tres hijos
en la aurora los crió
herreros de raza noble
la noche se los llevó.‎

Tu nombre fue Galvarino
de mil batallas feroces
tu lanza crespón indiano
ciervo perdido en la noche.‎

Cabalgando por el cielo
seguiste una blanca estrella
tu vida una risa franca
tu muerte una noche en vela.‎

Con dos traicioneros tacos
te hicieron perder las manos
lucero de raza anciana
moriste por tus hermanos.‎

Arauco tuvo tres hijos
en la aurora los crió
herreros de raza noble
la noche se los llevó.‎

Lautaro, gritaron todos
tormenta de piel morena
eres la luz libertaria
que cortará las cadenas.‎

Lautaro, mapuche bravo
espiga de tierra fiera
hiciste huir de los bosques
las costumbres extranjeras.‎

Te fuiste hijo de la aurora
hijo de montes y ríos
la noche te echó su manto
su manto tan negro y frío.‎

Arauco tuvo tres hijos
en la aurora los crió
herreros de raza noble
la noche se los llevó.‎


La colonia, una queja

Es medianoche en Santiago
la gente ya se ha dormido
se oyen los pasos de un hombre
y a lo lejos un ladrido.‎

Las sombras cubren las calles
negras como una traición
se oye la voz del sereno
entonando su pregón.‎

Ave María purísima
Chile es del conquistador.‎

En los patios coloniales
cubren las piedras mojadas
se palpa el rostro de aquellos
que gobiernan con la espada ‎
se palpa el rostro de aquellos
que gobiernan con la espada.‎

Historias con un fin triste
escritas por los señores ‎
Historias con un fin triste
escritas por los señores.‎
son la heroicas herencias
que dejan gobernadores ‎
son la heroicas herencias
que dejan gobernadores.‎

Pero sonó voz de alarma
entra mar y ventisquero
y todo un pueblo vibrante
salió a correr sus senderos.‎

Y murieron la historias
escritas por los señores ‎
Y murieron la historias
escritas por los señores. ‎

Ya no habría más siervos
de malos gobernadores ‎
Ya no habría más siervos
de malos gobernadores.‎

Ave María purísima
grito de libertadores.‎


Manuel, te llamaste Chile

Manuel, te lo llamaste Chile
con luces de nuevo día
y fuiste dardo certero
que abrió las sendas dormidas.
Las rutas del guerrillero
Manuel, te llamaste Chile

Fuiste el canto libertario
que se alzó como un lamento
pidiéndole fuego al fuego
gritando los cuatro vientos.‎

Los cuatro vientos ay sí
te traicionaron
con un tiro muy cobarde
te asesinaron.‎
Se ha marchao el montonero
tras el lucero.‎


Mujer, seca tu llanto

Se oye un canto libertario
un grito de rebeldía
para que Chile viviera
tras de siglos de agonía
y cadenas extranjeras,
se oye un canto libertario.‎

La patria llamó a sus hombres
a morir por su destino
para que éste fuera libre
sin cruces por los caminos.‎

Los caminos ay sí
ésta es mi tierra
se han guardao los fusiles
ya no hay más guerra.‎

Mujer, en Chile hay un canto
seca tu llanto.‎


Oro blanco

Hay oro blanco en el norte
en las aristas saladas
en las piedras moribundas
de la pampa calcinada ‎
en las piedras moribundas
de la pampa calcinada.‎

Manos surcadas de arena
rostros curtidos de sueños
fueron quienes despertaron
las salitreras sin dueño ‎
fueron quienes despertaron
las salitreras sin dueño.‎

Con las mismas herramientas
salió el joven de su lecho
llamando a los ambiciosos
que destrozaron su pecho ‎
llamando a los ambiciosos
que destrozaron su pecho.‎

Y que fue de los mineros
los que en su hallazgo sangraron
fueron corridos a golpes
por aquellos que llegaron ‎
fueron corridos a golpes
por aquellos que llegaron.‎


El roto

Hayo una risa en tus labios
y en tus ojos hayo un canto
roto chileno te admiro
por cambiarte nacen cantos
por ser libre como el viento
por ser de estrellas tu manto
porque tu vida es tu vida
porque no tienes un santo.‎

Eres feliz con un trago
y eso a quién más le interesa
si eres tú el que se emborracha
con tu plata y en tu mesa
‎¡miren el roto borracho!
dicen señoras obesas
huecas como sus peinados
feas como la pobreza.‎

Llevas más Chile en tu sangre
que muchos titiriteros
que con carteles anuncian
que son chilenos sinceros
tú no te ufanas de serlo
pues lo tuyo es verdadero
y aquellos que más lo gritan
resultan ser extranjeros.‎

Cuando en países muy grandes
me hablan de pueblos pequeños
si entre esos pueblos me nombran
de pasada a los chilenos
putas que me gustaría
gritar con todo mi empeño
como escupiendo en sus rostros
yo soy un roto chileno.‎


La huella del regresar

No hay sombra en electo rastro
de un pueblo en un funeral
no hay sombra para los hombres
que vuelven de batallar ‎
no hay sombra para los hombres
que vuelven de batallar.‎

Porque sal de hierro llevan
sobre techo mineral
alfombra de rocas cubren
la tierra del retornar ‎
alfombra de rocas cubren
la tierra del retornar.‎

El norte miró dormido
la huella del regresar
y con un dolor herido
el norte empezó a llorar ‎
y con un dolor herido
el norte empezó a llorar.‎

Se cubrió de rojo el lecho
del sol al amanecer
se cubrió de llanto el rostro
porque no pudo volver ‎
se cubrió de llanto el rostro
porque no pudo volver.‎

No llores hermano mío
que nada podrá cambiar
la vida es una batalla
te tienes que acostumbrar ‎
la vida es una batalla
te tienes que acostumbrar.‎

El norte miró dormido
la huella del regresar
y con un dolor herido
el norte empezó a llorar ‎
y con un dolor herido
el norte empezó a llorar.‎


Funeral para un siglo

1891, el más negro crespón de nuestra ‎historia

Ya está terminando el siglo
con un resplandor violento
hay sombra en el cielo claro
hay huellas de sufrimiento.‎

Espada por qué violaste
la paz que dio una bandera
es que acaso no pensaste
que mancharías la tierra.‎

Hombres equivocados
con la corona de espinas
a Chile han crucificado.‎

El pasto que antes era verde
verde como una esperanza
la sangre lo volvió rojo
con la punta de una lanza.‎

Madre, madre
la patria es un niño
que recién sale a la vida.
No, no permitamos que muera
dejando sangrar su herida.


Hombres equivocados
con la corona de espinas
a Chile han crucificado.‎

Ya está terminando el siglo
igual que como empezó
mas la noche en sus comienzos
fue contra el conquistador.‎

Hermano la paz te llama
debes guardar el fusil
que el niño recién nacío
tiene derecho a vivir.‎

Hombres equivocados
con la corona de espinas
a Chile han crucificado.‎


La tierra es de otros

Toda tu vida luchaste
por un pedazo de suelo
sólo amargura y pobreza
lograste con tu desvelo.‎

Trabajaste como esclavo
para el bolsillo de aquellos
que sin grandes sacrificios
tienen los campos más bellos.‎

‎¡Despierta hombre del campo!
No dejes que se aprovechen
pues mientras te mueres de hambre
son otros, son otros
quienes se enriquecen.


No tuviste ni un techo
pero eso era lo de menos
pues te habían prometido
un pedazo de terreno.‎

Promesas, sólo promesas
fueron las que a ti te hicieron
viéndote pobre y honrao
con gran crueldad te mintieron.‎

Un mal día te enfermaste
tu cuerpo estaba cansao
arrastrando, arrastrando tantas penas
arrastrando del arao.‎

Al fin lograste tu premio
pero cuando te moriste
un hoyo hecho en el suelo
en el suelo en que viviste.‎

Fue tu pedazo de tierra
lo que en vida tanto ansiaste
un hoyo negro y profundo
en la tierra, en la tierra
que tu amaste.‎


Fronteras

Es a veces muy amargo
el honrar a una bandera ‎
Es a veces muy amargo
el honrar a una bandera
pues la muerte de un chileno
el luto una patria entera ‎
pues la muerte de un chileno
el luto una patria entera.‎

Resulta un precio muy alto
el entregar una vida
por un pedazo de tierra
en una selva perdida ‎
por un pedazo de tierra
en una selva perdida.‎

Si hace un tiempo nos juntamos
para echar a un invasor ‎
Si hace un tiempo nos juntamos
para echar a un invasor
para qué nos separamos
con peleas sin razón ‎
para qué nos separamos
con peleas sin razón.‎

Aún quedan invasores
contra ellos hay que luchar
pues entre pueblos amigos
es posible conversar ‎
pues entre pueblos amigos
es posible conversar.‎

Nadie quiere que se metan
extraños en nuestra tierra ‎
Nadie quiere que se metan
extraños en nuestra tierra
pero no usemos la sangre
para marcar las fronteras ‎
pero no usemos la sangre
para marcar las fronteras.‎

Y que ésto vaya pa' todos
los pueblos americanos
no cambiemos la paz bella
por una guerra entre hermanos.‎


Chile nuevo

Desde un norte, arisco y seco
hasta el sur, tierra violenta
Se alza un Chile
un Chile nuevo
flor distinta es la foresta ‎
un Chile nuevo
flor distinta es la foresta.‎

Ahora Chile, el mismo Chile
esa flor que fue un emblema
crece en un jardín que es nuestro
la cosecha gente ajena ‎
crece en un jardín que es nuestro
la cosecha gente ajena.‎

Y se oculta en tierra larga
llanto amargo en cara amarga
es la herencia que tenemos
esa flor, salvaje y bella
y dormidos por un siglo
entregamos nuestra tierra.‎

Fueron muchos sacrificios
los que para ti se hicieron
para verte crecer libre
muchos chilenos murieron ‎
para verte crecer libre
muchos chilenos murieron.‎

Y si Chile no ha olvidao
tanta sangre derramada
alzará su voz vibrante
pa' luchar por la alborada ‎
alzará su voz vibrante
pa' luchar por la alborada.‎

Puño oculto en tierra larga
luz de día en noche amarga
es la herencia que tenemos
pa' dejar de ser esclavos
lucharemos por la tierra ‎
pa' dejar de ser esclavos
lucharemos por la tierra.‎

inviata da Bernart - 16/4/2013 - 10:51



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org