Lingua   

Elegía a Jesús Menéndez

Roy Brown Ramírez
Lingua: Spagnolo


Ti può interessare anche...

Monón
(Roy Brown Ramírez)
Míster con macana
(Roy Brown Ramírez)
Well May the World Go
(Pete Seeger)


‎[1948]‎

Musicas di Roy Brown, dal suo album intitolato “Canto obrero”‎
Testo trovato su Cancioneros.com.‎




Versi del poeta cubano Nicolás Guillén, in morte dell’amico Jesús Menéndez Larrondo, il “General de las Cañas”, influente ed ‎amato dirigente sindacale dei lavoratori della canna da zucchero cubani, ucciso il 22 gennaio 1948 a ‎Manzanillo, oggi nella provincia di Granma, nell’est dell’isola, durante un tentativo di trarlo in ‎arresto. Jesús Menéndez, che godeva dell’immunità parlamentare per essere anche deputato ‎socialista, rifiutò di consegnarsi ai soldati contestando l’illegalità del fermo. In tutta risposta un ‎capitano dell’esercito, tal Joaquín Casillas, lo abbatté con un colpo di pistola sparato alla schiena. ‎




L’assassino fu processato ma non si fece un giorno di carcere.‎
Però dieci anni dopo, durante la Rivoluzione, a Casillas fu reso pan per focaccia: fu giustiziato ‎sommariamente dagli uomini di Che Guevara (e quasi certamente su suo ordine) dopo essere stato ‎catturato nel corso della famosa battaglia di Santa Clara.‎
‎¡Qué dedos tiene, cuántas
uñas saliéndole del sueño! Brilla
duro fulgor sobre la hundida zona
del aire en que quisieron destruirle
la piel, la luz, los huesos, la garganta.
‎¡Cómo le vemos, cómo habrá de vérsele
pasar aullando en medio de las cañas,
o bien quedar suspenso remolino
o bien bajar, subir,
o bien de mano en mano
rodar como una constante moneda,
o bien arder al filo de la calle
en demorada llamarada,
o bien tirar al río de los hombres,
al mar, a los estanques de los hombres
canciones como piedras
que van haciendo círculos de música
vengadora, de música
puesta, llevada en hombros como un himno!

Su voz aquí nos acompaña y ciñe.
Estrujamos su voz
como una flor de insomnio
y suelta un zumo amargo,
suelta un olor mojado,
un agua de palabras puntiagudas
que encuentran en el viento
el camino del grito,
que encuentran en el grito
el camino del canto,
que encuentran en el canto
el camino del fuego,
que encuentran en el fuego
el camino del alba,
que encuentran en el alba un gallo rojo
de pólvora, un metálico
gallo desparramando el día con sus alas.

Venid, venid y en la alta
torre estaréis, campana y campanero;
estaremos, venid,
metal y hueso juntos que saludan
el fino, el esperado amanecer
de las raíces; el tremendo hallazgo
de una súbita estrella;
metal y huesos juntos que saludan
la paloma de vuelo popular
y el verde ramo en el aire sin dueño;
el carro ya de espigas
lleno recién cortadas;
la presencia esencial
del acero y de la rosa:
metal y huesos juntos que saludan
la procesión final, el ancho séquito
de la victoria.

Entonces llegará,
General de las Cañas, con su sable
hecho de un gran relámpago bruñido;
entonces llegará,
jinete en un caballo de agua y humo,
lenta sonrisa en el saludo lento,
entonces llegará para decir,
Jesús, para decir:
‎—He vuelto, no temáis.
Para decir:
‎—Mirad, he aquí el azúcar ya sin lágrimas.
Para decir:
‎—Fue largo el viaje y áspero el camino.
Creció un árbol con sangre de mi herida.
Canta desde él un pájaro a la vida.
La mañana se anuncia con un trino.‎

inviata da Bartleby - 7/12/2011 - 09:47



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org